Sin categoría

Un material bueno para manualidades

Desde pequeña me han gustado siempre mucho las manualidades, como era algo que a mi madre también le gustaba en casa no había rato de descanso en el que no hiciéramos algo bonito.

Recuerdo que en casa los regalos eran hechos por nosotros mismos, no hacía falta ir en busca de cosas materiales con las que no sabías si ibas acertar, preferíamos regalar cosas hechas por nosotros mismos, cosas de utilidad en muchos casos reciclables, a las que sin duda se les solía dar muy buen uso, en cas no podían faltar, ni folios, ni acuarelas, ni cartulinas, unas tijeras afiladas, pegamento y como no elegir entre unas buenas cizallas papel eran de mucha utilidad sobre todo a la hora de cortar tanto el papel como las cartulinas o cualquier material al que tuviéramos que dar forma.

Pues bien con el paso de los años no solo no he dejado de crear con manualidades sino que me he formado y he aprendido el oficio de enseñar a muchas personas hacer cosas extraordinarias muchas veces con una simple caja de cartón.

La economía en nuestro país es muchas veces un problema para poder tener un detalle con quienes más queremos, a quien no le gusta regalar a su pareja un bote del mejor perfume, o unos zapatos que le gustan mucho, incluso una bonita joya, y no solo se trata de una pareja sino de hijos, hermanos, padres o cualquier persona a la que le agrade que en un día tan especial como es el cumplir años se tenga un detalle bonito.

El problema es que como estamos acostumbrados hacer lo que hacen los demás a seguir absurdas modas, y a no ser creativos ni mucho menos originales, hay muchas pero que muchas personas que no son materialistas, muchas personas a las que con cualquier detalle les vale, por eso son felices cuando un ser querido les regala algo hecho con sus propias manos.

Hace tiempo que doy clases a muchas personas a las que les gustan las manualidades, de la mano de una encuadernadora de canutillo pude hacer un catálogo para enseñar a todas mis alumnas las cosas que pueden aprender, y cuando llega el día de la madre, del padre, cumpleaños e incluso navidad, sorprenden a todos con preciosas cosas hechas con tesón, esfuerzo e imaginación, dando cada una su toque personal que es sin duda lo que más gusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *