Sin categoría

Aprende a combatir el estrés y la ansiedad con ejercicios prácticos

El estrés y la ansiedad son dos factores que pueden conllevar al desarrollo de enfermedades y patologías a escala emocional y física. Es por ello que se hace necesario aprender a combatirlas por medio de la práctica constante de algunos ejercicios, y vigilar la salud con un tensiómetro o similar.

El ritmo en el que nos movemos a diario hace casi imposible que no nos estresemos, ya sea por la carga laboral, condiciones económicas, de salud, entre otras circunstancias. Sin embargo, existen algunos ejercicios prácticos para combatir tanto el estrés como la ansiedad, entre los que destacan:

Ejercicios mentales

Meditar es un proceso muy sencillo basado en el control mental, el cual resulta muy efectivo para combatir el estrés y la ansiedad, lo que se traduce en un beneficio para nuestra salud. La ventaja de esto es que no necesitas ser un experto para dominar una técnica de relajación, solo basta con seguir estos pasos:

Ubica un lugar en el que exista un silencio total, donde la privacidad evite que te distraigas con facilidad. Luego elige la hora en la que puedes practicar la meditación. Según los expertos lo mejor es dos horas posteriores a la ingesta de alimentos.

Para comenzar debes colocarte en una posición cómoda (acostado o sentado), cierra tus ojos y comienza a respirar profunda y lentamente. Enfoca tus pensamientos en ese transcurso de la inhalación y la exhalación.

Posteriormente piensa y céntrate en un elemento específico que puede una sola palabra, repítela cuantas veces consideres que es necesario. Lleva a cabo este ejercicio durante unos 20 minutos al menos una vez al día.

Respiración

No todas las personas pueden practicar el yoga y la meditación pero sí hacer los ejercicios propios de la respiración que ayudan a relajar el cuerpo y despejar la mente en los momentos de estrés y ansiedad. Para realizar este ejercicio solo debes inhalar  profundo lentamente, expandiendo el diafragma, mantienes la respiración por dos segundo y luego exhalas paulatinamente.

Puedes repetir esta práctica tan saludable para el cuerpo y la mente al menos cinco veces al día. Puedes iniciarlo en casa cuando estás en un estado tranquilo y al dominarlo mejor puedes hacerlo donde quiera que te encuentres.

Relaja tus músculos

Cuando nos sentimos estresados los músculos del cuerpo tienden a contraerse, provocando una fuerte tensión que debemos aliviar para mejorar nuestro estado. Para ello debes acostarte en el suelo, sobre una colchoneta y comienza a contraer los músculos durante 20 segundos y luego soltarlos lentamente, lo que provoca una interesante sensación de alivio.

Puedes empezar por orden de arriba hacia abajo, desde la frente, luego los ojos, la nariz, la lengua, el rostro, la mandíbula, el cuello y la espalda. Justamente en estas dos últimas es donde más se acumula la tensión, por lo que debes prestar importante atención a estas áreas.

Utilizando cualquiera de estos tres sencillos ejercicios lograrás aliviar la tensión y presión que provocan la ansiedad y el estrés, por consiguiente te sentirás mucho más saludable y relajado durante el día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.