Sin categoría

¿Qué beneficios tienen las bolas chinas para las mujeres?

¿Sabías que pueden mejorar sensiblemente tu salud? En este artículo te explicamos los sorprendentes beneficios de usarlas.

La realidad terapéutica de las bolas chinas y sus mitos sexuales.

 

 

Las bolas chinas, también llamadas bolas de geisha o Ben Wa, son originarias de Japón; y no de China, como cree la mayoría de la gente por su nombre. Éste es el primer mito que vamos a desmentir en este artículo.

 

¿Cómo son? Pues se trata de dos bolas huecas con dos bolas más pequeñas en su interior, que al chocar entre ellas, producen una continua vibración. Estas bolas están unidas por un cordón. Se introducen en la vagina y pueden mantenerse allí durante las horas que su usuaria estime oportunas.

 

El material más adecuado para estos productos es la silicona o el ABS/PC de grado médico. Son hipoalergénicos, no producen irritaciones y son muy higiénicos. Debes evitar comprarlas de materiales porosos, como el plástico.

 

Existe la creencia popular de que están concebidas para dar placer a las mujeres. Pero nada más lejos de la realidad, se trata de un aparato destinado a cumplir una función terapéutica.  La vibración que se produce al chocar constantemente las bolas interiores con las exteriores, hace que la vagina se contraiga, de forma involuntaria, con cada movimiento que hace quién las usa.

 

Los beneficios de usar unas bolas chinas

La contracción involuntaria de la vagina que provocan, aporta a las mujeres que las usan una mayor circulación sanguínea, mayor lubricación natural de la vagina y un mejor tono muscular del suelo pélvico. Es decir, son la mejor medicina para todas aquellas mujeres que sufren problemas de adaptación de su vagina.

 

Si se usan por un tiempo prolongado, está demostrado que mejoran sustancialmente las relaciones sexuales. De hecho, su uso continuo permite tener orgasmos más intensos y duraderos. Además, pueden llegar a recuperar la sensibilidad sexual en el caso de que se hubiese perdido por alguna razón.

 

Otra ventaja que ofrece el uso de este tipo de productos es la de fortalecer el suelo pélvico; aportándole mayor flexibilidad y consistencia, y siendo de gran ayuda para problemas como la incontinencia urinaria.

 

Cualquier mujer adulta puede usar unas bolas chinas, excepto durante el embarazo y la cuarentena posterior. También están indicadas para el postparto. Una vez pasada la cuarentena, pueden ser de gran ayuda para fortalecer el suelo pélvico tras haber quedado con la vagina excesivamente abierta.

 

Estas bolas se usan por parte de muchas mujeres para tratar distintos tipos de disfunciones sexuales, como la falta de sensibilidad y la escasez de orgasmos.

 

No esperes que sean lo que te va a permitir tener continuos orgasmos mientras paseas tranquilamente por un parque. Eso sólo sucede en 50 sombras de Grey. Si te las pones, no te preocupes porque no vas a comenzar a gemir mientras te sirven el café en el bar de abajo de tu casa.  Se trata de un producto terapéutico, con beneficios demostrados para el tratamiento de disfunciones sexuales y problemas vaginales, donde en alguna tienda erótica online se pueden comprar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.