Sin categoría

Parto en el agua; Beneficios y desventajas

Cuando se habla de parto en el agua, es donde la mujer da a luz en el agua. Esta práctica, se lleva haciendo desde hace tiempo debido a los beneficios, que tiene para las embarazadas.

Antes de hablar más sobre este tipo de partos, debemos tener en cuenta que solo son recomendados cuando el periodo de gestación ocurre sin ninguna incidencia. Básicamente, cuando se tiene conocimiento de que no va a ver complicaciones.

¿Qué es el parto en el agua?

Básicamente es un tipo de parto que se realiza en el agua, donde se debe hacer uso de los aparatos necesarios, al igual que se deben seguir una serie de paso.

Consejos sobre el agua

Este tipo de parto, requiere a modo de solución casera que el agua este a los 37 °C y que cubra el vientre de la madre. Se debe resaltar que la madre no debe permanecer en el agua más de 90 minutos seguidos, en estos casos se debe salir y volver a entrar.

Además es mejor entrar a la bañera con agua, cuando la dilatación está entre 3 y 5 cm. Por otro lado, la madre puede elegir entre permanecer, en la bañera durante el alumbramiento o salir antes de este.

Debemos tener en cuenta que no hay evidencia de que el parto fuera o dentro del agua tenga beneficios.

Como indicamos antes es importante, tener todos los materiales requeridos. Entre ellos un monitor inalámbrico, así podemos saber si el bebé viene bien.

Objetivo principal del parto en el agua

Este tipo de parto, tiene como principal objetivo aliviar el dolor. Básicamente, es un tratamiento no farmacológico destinado a darle una mayor sensación de control a la madre, donde no se aplica asistencia epidural.

Gracias a este tratamiento, el uso de epidural no hace falta. Pero eso no es todo, ya que otorga a la madre un sensación mayor de intimidad, lo que genera una sensación de ligereza.

Debemos tener en cuenta que los bebés al introducirlos en el agua, no se ahogaran, de hecho, dejan de respirar de forma instintiva. Por lo que no debemos preocuparnos, además este procedimiento se realiza bajo supervisión médica.

Por último se debe destacar, que no en todos los países se puede llevar a cabo este tipo de parto. Básicamente, porque no hay centros públicos o personal médico autorizado para llevar a cabo el proceso.

Desventajas y beneficios de un parto en el agua

Beneficios

Aumenta la oxigenación el en útero y feto.

La madre está más relajada en la zona perineal, vaginal y cervical.

Aumenta la perfusión de oxígeno placentario. Gracias a la relajación de la madre.

Además la movilidad y adaptación de posiciones en mejor. Esto favorece considerablemente el descenso fetal.

Por otro lado, este tipo de embarazos permite mejorar el vínculo materno-fetal. Debido a que hay un contacto piel con piel.

Al momento de darse el alumbramiento, la transición desde el líquido amniótico donde estaba el bebé al mundo exterior es mejor.

Como último beneficio, se puede señalar que al estar tan relajada la madre el parto es casi siempre natural. Es decir, no se hace uso de anestesia.

Desventajas

Uno de los riesgos es sufrir hemorragia postparto.

Puede que no se pueda, acceder a la atención médica necesaria. Al igual que los equipamientos necesarios.

La contaminación del agua es otra desventaja, ya que hay casos donde no se puede mantener las condiciones del agua.

Reducir el número e intensidad de las contracciones uterinas, debido a la relajación y disminución del dolor.

En muy raros casos, existe la posibilidad de que el recién nacido inhale agua. Sin embargo como se mencionó este problema rara vez se presenta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.